miércoles, 6 de febrero de 2013

Hadiz que hace llorar.


Hadiz que hace llorar


Este hadiz ha sido autentificado por el sabio de nuestro siglo, Sheikh Al Albani rahimahullah


Aquí está el significado:

Según Abdullah bin Masud, el Profeta sws dijo:

Allah reunirá en un día señalado, a las primeras y a las últimas generaciones. Ellas se pondrán de pie durante cuarenta años, los ojos horrorizados(dirigidos al cielo), esperando que el juicio sea dictado.

Allah descenderá (nézel) (1) en las nubes del Trono (Arsh) (2) en el reposapiés (Kursy) (de una manera que no es conocida sino por Allah) se oirá una llamada:

"¡Oh hombres, aceptais, de parte de vuestro Señor que os ha creado, dado bienes y os ha ordenado de adorarLe y de no asociarLe nada, que cada uno de ustedes siga lo que él adoraba, en la vida anterior, ¿no es esto la justicia de vuestro Señor? " Ellos dirán: "Si". Cada comunidad se dirigirá hacia su ídolo. Serán presentados todos los ídolos que ellos adoraban. Habrán quienes se dirigirán hacia el sol, (otros) hacia la luna, y otros hacia las piedras. Para los que adoraban a Jesús, el demonio que afectó a Jesús le será presentado. Los que adoraron a Uzair, el demonio de Uzair les será presentado. Muhammad y su nación esperarán.

Allah se presentará y les dirá: "¿Por qué vosotros no partís como los demás?" Ellos dirán: "Nosotros tenemos un Dios que no hemos visto". Él dirá: "¿Es que vosotros lo reconoceríais si lo vierais?" Ellos dirán: "Entre nosotros y Él hay un signo, que podemos reconocerLe". Él dirá: "¿Cual?". Ellos dirán: "¡ Que descubrirá su pierna! (1)". En ese momento Él descubrirá la Pierna. Y he aquí que incluso los politeístas se postrarán(pasaje Sahih, Tabarany, Albani). Con la excepción de la gente que tengan la espalda semejante a los cuernos de las vacas. Ellos querrán postrarse, pero no podrán, mientras que se les invitaba a la postración, cuando estaban sanos.

Luego Allah dirá a los creyentes: "Levantad vuestras cabezas!" Y les dará sus luces según sus obras. Habrá quien recibirá su luz como una montaña gigante, entre sus manos. Algunos recibirán menos, en cuanto a otros no recibirán sino el equivalente a una palmera datilera, y algunos otros menos aún, hasta que el último de ellos no recibirá sino un pequeño trozo en el dedo del pie, que a veces alumbra y a veces se apaga. Y su Señor estará frente a ellos para guiarles a cruzar el puente situado(3) sobre el abismo del infierno, dejando un rastro similar al filo de la espada (en otro hadiz auténtico encontramos su descripción de la siguiente manera: "El camino estrecho que será puesto sobre el infierno. Será tan estrecho como el filo de una espada, será resbaladizo y peligroso, y hay sobre él barras de hierro inflamadas, en las cuales las personas serán atrapadas. Quien sea enganchado caerá al fuego ... ") Se les dirá de atravesarlo.

Su travesía será relativa a su luz. Así, algunos pasarán tan rápido como el guiño de un ojo, otros como un relámpago, otros como la nube, otros como los cometas, otros como el viento, otros como los camellos, otros como la carrera de un hombre. Finalmente vendrá aquel que recibirá la luz sobre la punta de su dedo del pie, arrastrándose sobre su rostro, sus pies y manos. Su costado será tocado por el fuego. Pero él seguirá arrastrándose hasta que esté a salvo. Una vez allí, se pondrá de pie al borde del infierno y dirá: "Alabado sea Allah por haberme concedido lo que no ha concedido a nadie, en librarme del infierno, después de haberlo visto con mis propios ojos. "

Se le llevará hacia una fuente en la puerta del Paraíso para lavarse. Obtendrá el aroma de sus elegidos al paraíso así como su aspecto. A través de una rendija de la puerta del Paraíso, observará lo que tendrá en el Paraíso, él dirá: "Señor, hazme entrar al Paraíso." Allah le responderá, (dirá): "¿ Tu me pides este paraíso, cuando acabo de salvarte del infierno?". Él dirá: "Señor pon entre mi y él (el infierno) un velo hasta que ya no se oiga su borboteo". A continuación, será introducido (por la misericordia de Allah) al Paraíso y verá (delante de él), que se construirá una casa tan suntuosa que se sentirá como en un sueño y él dirá: "Señor, dame esta casa" . Allah le dirá: "¿ No pedirás otra, si te doy esta?". Dirá: "No, te lo juro por Tu Poder no voy a pedir otra, y además ¿hay aluna otra morada mejor que esta?". entonces Él se la dará (concederá) y se instalará. (Después) verá delante de su casa, otra casa, que parecerá como un sueño en comparación a la que ocupa. Él dirá (a continuación): "Señor dame de esa casa." y Allah tabarak wataala le dirá: "¿ Puede ser que me pidas otra si te doy esta?". Él dirá: "No por tu Omnipotencia (no pediré), además ¿que casa puede ser mejor que esta?". Él se la concederá y se instalará. Luego guardará silencio. Así que Allah, el Todopoderoso le dirá: "¿Por qué no me pides nada?". Él dirá: "Señor, te he pedido tantas cosas que me da vergüenza." Allah le dirá: "¿Estarás satisfecho si te concedo el equivalente de los bienes mundanos que he creado hasta que los he destruido, y diez veces más?". Él dirá: "¿ Te burlas de mí, mientras tú eres el Señor de la Omnipotencia?". (Su Señor le concederá entonces lo que le dijo - en una versión). Allah, Exaltado dirá: "No, yo soy capaz". El hombre pedirá: "Permíteme unirme a los elegidos del Paraíso". Allah se lo permitirá. Se irá, apretando el paso hacia el Paraíso.

Antes de alcanzar a la gente, un palacio de perla se alzará delante de él. Él se lanzará rápidamente a postrarse en el suelo, se le dirá: "Levántate, ¿qué te pasa?" Él dirá: "He visto a mi Señor", se le dirá: "No era sino una de tus moradas". Él encontrará en seguida a un hombre por el cual se preparará a postrarse mientras este le dirá: "Yo no soy sino uno de tus tesoreros y sirvientes, otros 1000 (mil) que se me parecen están bajo mis órdenes, todo a su servicio" .

El guardián lo adelantará para abrirle la puerta del palacio. Es un palacio tallado en una perla, cuyo techos, puertas, cerraduras y llaves están hechas de perlas. Frente a la entrada se encuentra una piedra preciosa de color verde dentro de la cual se encuentra otra de color rojo con setenta puertas que conducen cada una a una habitación de color en piedra preciosa verde, que a su vez cada una conduce a otra habitación de colores diferentes unas de otras. Cada habitación tiene camas, esposas y sirvientes. Lo menos de esto es una Hurí vestida con setenta vestidos. La médula será visible a través de la carne, los huesos e incluso la ropa de esta hurí. Su corazón será un espejo para ella y viceversa.

Cada vez que se aleje por un momento, ella se convertirá en setenta veces más hermosa a sus ojos y él le dirá: "Juro por Allah que me pareces sesenta veces más hermosa que antes." Ella le responderá lo mismo.
Se le dirá: "Mira." Él mirará y entonces se le dirá: "Aquí está tu propiedad. Se extiende sobre una distancia de cien años de marcha que podrás a pesar de todo abarcar con la mirada".

(Entonces) Ibn Ma'soud relató: Omar dijo: "¿ No has oído lo que nos contó Ibn Umm Abd OKa'b referente a los elegidos del Paraíso que ocupan el rango más bajo? Entonces, ¿Que son de aquellos con el rango mas elevado?". Él respondió: "¡Oh Príncipe de los Creyentes (hay un Paraíso) que ningún ojo ha visto y ningún oído ha oído" y luego citó el resto del hadiz.


Reportado por Ibn Abi Dunia, Tabarani y al Hakim wa qal-Sheij el Alam Albani : Sahih (auténtico).
Referencia: Tarr'ib wa tar'ib, volumen 3, capítulo "el libro de la resurrección y los horrores de ese día", en el capítulo sobre "la reunión en el último Día del Juicio." Páginas 418, 419, 420, 421, 422.
Algunas notas:
(3)
As-Sirat: es el nombre del puente situado sobre el infierno, después de su separación del lugar de estacionamiento, la gente llegará al lugar de la oscuridad, situado bajo el puente de Sirat, como se menciona en el hadiz Narrado por Aisha. Esto es lo que se entiende en las palabras de Aisha (Radhiallahu anha): "El Mensajero de Allah sws fue preguntado, para saber dónde se encontrarían la gente, el día en que la tierra será cambiada, así como los cielos" Él respondió: "Ellos estarán en la oscuridad bajo el puente".
(Hakida Tahawiyya, pág.126).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada